Opinión: Super Mario Odyssey

Super Mario Odyssey

Nueva consola de Nintendo, nuevo Mario. Recuerdo la época de Super Nintendo, con el Super Mario World, uno de los mejores juegos de plataformas que recuerdo, y que con más ilusión quise probar. Más adelante cuando se supo de aquella consola con nombre en clave Dolphin que Nintendo estaba preparando, ya había rumores sobre el Mario que la acompañaría. Era el Mario 64, y fue tan fuerte el hype como la calidad del juego final.

Hoy en día ya no es lo mismo. Primero sale la consola, y mucho tiempo más tarde aparecen noticias del nuevo Mario, pero ni por asomo se aprecia aquella ilusión y el hype de la época de los 16 y 32 bits. Super Mario Odyssey es otro Mario en 3D, con las mismas mecánicas de los demás, nada nuevo que aportar. Super Mario World trajo muchas novedades respecto a Super Mario Bros 3, con un apartado sonoro muy superior al juego de NES, con Yoshi, con aquellos huevos que nos seguían, esas rotaciones en 3D, aquella variedad inmensa de pantallas, aquellos jefes finales tan grandes, etc. Mario 64 fue algo tremendamente nuevo, todo cambiaba. Pero a partir de entonces la cosa no ha hecho más que solo mejorar el 3D, y poco más. Cada entrega aporta algo diferente, pero no son más que vueltas a lo mismo.

Por lo menos el juego sigue fiel a su esencia: un plataformas divertido, variado, con una marcada personalidad, y guiños a anteriores entregas.

Super Mario Odyssey

La Switch es una consola que no tiene nada de especial. Lo único es que se puede jugar tanto en portátil como en modo sobremesa, pero no tiene nada rompedor, como sí fue la Wii con sus mandos, o la Wii U con su gamepad con pantalla incorporada. Por tanto este Mario no puede hacer uso de nada extraordinario que ofrezca la consola. Quizás lo más llamativo es que podemos comprar trajes y vestir a Mario de diferentes formas. No es nada obligatorio, ni tampoco los trajes aportan ninguna característica especial al personaje, es simplemente estético. Para mí esto es una oportunidad perdida para haber dado al juego algo diferente. ¿Por qué en Super Mario Bros 3 un disfraz de rana permitía saltar más alto, o uno de mapache permitía planear? ¿O en Super Mario World la capa permitía volar…? ¿Y en este Odyssey no? Vale, un bañador no debería dar ningún poder especial, y queda claro que la ropa de abrigo permite visitar zonas de frío sin afectar a la vida del personaje, pero es algo bastante soso comparado con lo que se podría haber hecho. ¿Quizás es algo que tienen pensado para la siguiente entrega? Quién sabe…

El tema de la gorra… bueno, pues vale. ¿Y por qué ahora tiene ojos y personalidad, y nunca antes lo ha tenido? ¿Qué será lo próximo? ¿Un bigote con ojos? El tener que usar las habilidades de los enemigos para avanzar es, para mí, algo que empieza a evidenciar una falta de nuevas ideas.

Toda la clásica personalidad de Mario tan positiva y divertida que ofrece en cada entrega se me hace también negativa tras completar el juego. ¿Por qué el final es “el malo” y me hacen visitar un nuevo mundo super difícil para ver el final “bueno”? Por difícil me refiero a que tienes que luchar con todos los jefes finales, uno tras otro, con los corazones iniciales, y si mueres vuelves a empezar desde el principio? Eso es bastante desesperante. Quizás un niño de 11 años tenga el tiempo necesario para “perderlo” en esto, pero los que tenemos más del triple de esa edad ya no tenemos el tiempo ni las ganas de jugar todo el rato a lo mismo. Y para más inri, la tortura sigue con más pruebas casi imposibles de pasar. Para estas cosas ya tengo el Mario Maker, esto debería ser más asequible… Se podría haber optado a conseguir objetos especiales más escondidos para completar del todo el juego, pero no para poder ver otro final. Es algo que me ha decepcionado bastante.

Super Mario Odyssey

También me ha decepcionado la duración del juego. Al ver aquellos teasers antes del lanzamiento con tantos mundos, tanta ropa diferente… pensaba que sería “el nuevo Super Mario World”, que necesitaría de mucho tiempo para avanzar. Pero se me ha hecho cortísimo. La dificultad, en contraste con ese mundo final extremadamente difícil, es bastante baja en general. Incluso es bastante sencillo conseguir muchas monedas moradas, y muchas lunas en cada mundo. Los enemigos son inocentones, y los jefes finales bastante fáciles de mostrar sus puntos débiles.

Los gráficos me han parecido justos. Muy en la línea del Mario 3D World, con mejoras en efectos especiales, pero ya no tenemos aquellas sorpresas que la Super Nintendo daba con aquellas rotaciones, aquellos escalados… ahora ya está todo visto. La música bastante buena, pero también en la línea de sus predecesores.

Algo que sí me ha sorprendido, más por nostalgia que por otra cosa, es el cambio del 3D al 2D, tras introducirse Mario por alguna tubería pixelada. Es algo que ya se vió en el Zelda (a Link between Worlds) de 3DS, pero luce espectacular. Aunque para mí no compensa sus carencias.

Super Mario Odyssey

Me hubiese gustado un Mario con la filosofía del Zelda Breath of the Wild. Un mundo abierto con mucha libertad de acción, con posibilidad de interactuar con cualquier cosa, y un gran abanico de misiones. Y eso creo que era algo que muchos esperábamos. Después de jugar al Zelda, este Mario se me ha quedado cortísimo.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Acerca de mí

David Morales

David Morales

Me gusta jugar a videojuegos, pero también tengo especial interés en crearlos. Estudié la carrera de informática para dedicarme a ello, aunque después me especializara en otra rama.

Leer más