Opinión: Sonic Mania

Sonic Mania

Compré Sonic Mania versión PC en Steam, en una oferta de pre-lanzamiento. En parte porque quería jugar lo antes posible, y también porque quería mostrar mi apoyo al desarrollo de un Sonic clásico. Los juegos modernos de Sonic no me gustan. Creo que han perdido la esencia del género de las plataformas y se centran en el corre-corre y nada más. Ya el Sonic Adventure empezaba a mostrar esta nueva cara, pero los últimos lanzamientos distan mucho de los juegos originales, donde no todo era velocidad, si no que había que parar, ajustar los saltos y tener cuidado con las trampas. En eso se basa el género de las plataformas.

Sonic Mania trae de vuelta la filosofía original, pero adaptando el juego a los nuevos tiempos. Lo primero que me llamó la atención fue la casi total falta de personalidad. Es como un remix de ideas juntas y revueltas como un cóctel. Ya lo efectos gráficos donde se muestra el nombre de la fase se basa mucho en Sonic 3, pero con un alarde innecesario. Sonic se muestra en escena y… aparece en Green Hill Zone. Como fan de Sonic y jugador del primero de Mega Drive en 1991 (cuando tenía 11 años), me encantó jugar a esta fase modernizada. Pero en el fondo lo he notado como una falta de personalidad. Era una ocasión perfecta para presentar algo nuevo, inesperado, con las mecánicas nuevas que se muestran en las siguientes fases. Pero jugando esta fase en Sonic Mania es como jugar a un juego no oficial hecho por fans. En el fondo no me ha gustado, porque para eso ya está el Sonic original.

Green Hill Zone en Sonic Mania

Esta repetición de fases clásicas remasterizadas se sigue mostrando a lo largo del juego, intercalándolas con las fases nuevas. Y esto me pierde bastante. ¿Qué tipo de fase es esta? Porque a continuación de las remasterizaciones, a veces viene una fase nueva inspirada en la clásica, y a veces algo completamente diferente.

También he notado que las fases son demasiado largas, ya que se han enfocado más en la velocidad que en las plataformas clásicas. Los saltos ajustados y la exploración no están tan presentes como en los clásicos Sonic de los 90, desafortunadamente.

Los jefes finales de fase, para mi gusto, son bastante facilones. Pero las fases en sí, salvo algunas excepciones, suelen ser bastante complicadas. Algunas contienen elementos absurdamente complicados de pasar, como por ejemplo esas esferas moradas en Titanic Monarch Zone. Hay algunas partes de esta zona donde ponen multitud de esas esferas, teniendo que subir por el aire de una a otra, con muchos obstáculos y trampas. Hubiese preferido que primase más el plataformeo en general durante todas las zonas, y no que se concentrase toda la dificultad en esta parte de esta zona.

Monarch Zone en Sonic Mania

Las fases de bonus me parecen algo caóticas. Por un lado están las clásicas de Sonic 3 en los puntos de control, donde hay que recolectar las bolas azules, y al final obtendríamos una esmeralda. ¡Pero no! Entregan una moneda plateada. ¿Y eso qué es?
Por otro lado están los anillos gigantes donde hay que perseguir una especie de alien recolectando también bolas azules. Bastante extraño. Aquí sí, si llegamos al final obtenemos una esmeralda, pero es de lo más difícil que he jugado.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Acerca de mí

David Morales

David Morales

Me gusta jugar a videojuegos, pero también tengo especial interés en crearlos. Estudié la carrera de informática para dedicarme a ello, aunque después me especializara en otra rama.

Leer más