Opinión: Dragon Ball Fusions

Dragon Ball Fusions

El mundo de Dragon Ball no ha tenido juegos interesantes para mí. O son juegos de lucha 1 contra 1 del tipo machaca-botones, o son RPGs descafeinados y basados en los principios de la serie, o directamente cosas muy raras.

Los mejores juegos de Dragon Ball para mí fueron los de lucha 1 contra 1 de los 16 bits, porque permitían desplazarse por el mapa ampliamente mostrando una barra vertical en medio para partir la posición de cada jugador. Después empezaron a influenciarse por Street Fighter y la lucha ocurría en una pequeña parte del escenario, lo cual ya perdía mucha de la esencia de la serie. Ahora parece que un juego de Dragon Ball debe ser un lío de combos sin fin. El que haya visto la serie Z sabrá que los combos era algo mínimo. Los combates solían ser lentos, con mucho diálogo y muchos ataques a distancia. Es por eso que este Fusions me parece más acertado y atractivo.

Los combates son por turnos, lo que da esa lentitud típica de la serie. Se puede elegir ataques a distancia o de contacto. Además, cumpliendo una serie de requisitos, se pueden fusionar personajes y mantenerlos en el equipo. Esto tiene una ventaja y una desventaja. Lo bueno es que es más divertido y curioso ver fusiones de personajes que no han ocurrido en la serie. Lo malo es que el juego se vuelve más fácil. En mi equipo tenía fusiones de los personajes más poderosos, y así no perdí ningún combate. Ya sea contra Freezer, Célula o contra Goku y Vegeta fusionados, siempre vencía.

Y veo que en videojuegos sigue aplicándose algo que siempre me ha chirriado: repetir personajes a la vez. Siempre me pareció extraño en Street Fighter que luchase Ryu contra Ryu, por ejemplo. O que en un juego de fútbol se pudiese enfrentar el mismo equipo contra sí mismo, duplicando los jugadores. ¿Por qué? Estaría bien como curiosidad activable mediante un truco, pero se aplica por norma. Y es algo que en este juego también existe, y a lo bestia. Puedo tener en mi equipo a Goku en todos sus niveles de transformación a la vez. Incluso fusionado con otros personajes. Y además me puedo enfrentar a él en un combate. ¿Por qué tanto lío? Si yo tengo a Goku en mi equipo, que sea una sola vez. Como excepción puedo aceptar tener a Goku pequeño y mayor, pero no más. Creo que es uno de los puntos negativos más importantes que le he encontrado al juego: el abuso de repetición de personajes.

Lo que me ha gustado especialmente ha sido la grandísima variedad de ataques. Cuando llevas un rato jugando y ves cierta repetición de los ataques básicos piensas que ya lo has visto todo. Entonces el juego te sorprende cuando algún enemigo cualquiera te lanza un poderoso ataque con fuegos artificiales que se lleva la mitad de la barra de vida de tu equipo. Y todo esto con unas animaciones muy bien hechas, pareciendo cinemáticas. Los combates pueden volverse repetitivos y demasiado lentos, pero en realidad es algo que me gusta e incluso me relaja.

Dragon Ball Fusions

Como siempre ocurre con los juegos de Dragon Ball, no es posible tener un Saiyan y que se pueda transformar en Super Saiyan. Al menos de forma normal. Sí que hay algún ataque especial para hacerlo con algún personaje, pero es difícil de conseguir y necesita mucha energía. Igual el combate ya se ha terminado antes de reunirla. Con esto quiero decir que no es como en la serie, que cuando las cosas se ponen difíciles el personaje se convierte. Al contrario: cuando se ponen difíciles ya has gastado tu energía en lanzar varios ataques grandes y no podrás usar esa transformación.

Otro detalle interesante: en un momento del juego luchamos contra Mr. Satán. Puede parece algo anecdótico, y me lo esperaba así. Pensaba que con un solo golpe acabaría con él, ¡pero no! Es un enemigo más, con menos resistencia, pero ahí está dando guerra. Me parece otro gallo garrafal que cualquiera que vio la serie Z se daría cuenta al instante.

Respecto a la parte RPG, me gusta. Es fácil llegar al tope de nivel por personaje, y es muy interesante reclutar luchadores para luego probar fusiones. Hay pequeñas sorpresas por el juego, como por ejemplo enfrentarse al Son Gohan pequeño super guerrero y poder reclutarlo. Por otro lado hay misiones principales y secundarias. Las secundarias pueden parecer tareas extra para rellenar, pero hay algunas muy trabajadas que bien podrían pertenecer a las principales. El juego da muchas horas de juego para completarlas todas.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Acerca de mí

David Morales

David Morales

Me gusta jugar a videojuegos, pero también tengo especial interés en crearlos. Estudié la carrera de informática para dedicarme a ello, aunque después me especializara en otra rama.

Leer más