Opinión: Deadlight

Deadlight

Este juego lo descubrí hace tiempo y me pareció muy apetecible, ya que se parece bastante a uno de los primeros juegos de PC que jugué en mi infancia: Prince of Persia (el original, no los últimos bodrios).

Es por tanto un juego donde hay que saltar, agarrarse en repisas, correr, subir o bajar escaleras, usar armas… y todo esto para huir de un apocalipsis zombi.

Lo compré por Steam, después de tenerlo en mi lista de deseos y estando en oferta. Y como anécdota lo estrené con mi nuevo mando de Xbox One que también funciona en Windows, que también compré de oferta.

El personaje, y también en mayor parte los enemigos, aparece como una sombra, siendo un elemento diferenciador con otros juegos del estilo. Los escenarios son una auténtica pasada, ya que hay que ir de la izquierda a la derecha, y la pantalla cambia a la siguiente, pero puede que entremos por una ventana a una casa, y entonces la cámara hace un zoom y se ve dentro, aumentando también el tamaño del personaje y se pueden ver detalladamente los interiores de los edificios. Esto en contraposición con los decorados de exteriores donde la cámara se aleja y se ve todo más en general da una variedad al juego que incita a seguir y seguir sin darte cuenta.

Deadlight

Entre medias salen escenas de cómic para explicar la historia, que es bastante sencilla y puedes leer en algún análisis del juego en tu revista de videojuegos favorita. De todas formas no es esencial, pudiendo limitarte solo a pasarte las pantallas.
Ya que en mi adolescencia jugué mucho a aventuras gráficas, me gusta pararme en todos los sitios sospechosos donde puedo encontrar algún objeto, y he ido recopilando todos los trozos de diario que mantiene el personaje, pero no he leído ninguno. Igual con eso se consigue algún logro, pero la verdad es que para leer una buena historia creo que es mejor un libro. Hay mucha tendencia últimamente a meter historias forzadamente en los videojuegos, y en mi opinión a este no le hace falta.

Deadlight

En todo el juego he usado 3 armas: un hacha, una pistola y un rifle. Los zombis pueden matarse dando un hachazo contra el suelo cuando los tiramos, o bien disparando a la cabeza. El sistema para apuntar está muy bien, usando una línea para saber dónde dará la bala, pero no me ha gustado que hartándome a dar hachazos a un zombi no parase de levantarse rápidamente como si solo le hubiese empujado. Qué pasa… que un zombi está podrido ¿pero el hacha no le destroza? Muy mal hecho este punto.

En principio me pareció un juego muy bueno, pero se me ha hecho bastante repetitivo. Se nota que han invertido mucho en la mecánica pero no lo suficiente en hacerla variada. Podría decir que tras media hora de juego ya lo has visto todo.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Acerca de mí

David Morales

David Morales

Me gusta jugar a videojuegos, pero también tengo especial interés en crearlos. Estudié la carrera de informática para dedicarme a ello, aunque después me especializara en otra rama.

Leer más